¿A cuánto equivale una porción? Evaluar la cantidad de alimentos que debemos ingerir a veces no es tan simple. En cada régimen alimentario o cada vez que evaluamos comer menos cantidad, se nos plantea si la porción que estamos eligiendo en la correcta, es por demás o es insuficiente.

Cinco porciones de fruta, tres porciones de cereales, dos porciones de productos lácteos… Las recomendaciones alimentarias tienen como objetivo ayudarnos a adoptar una alimentación óptima. Muy bien, pero ¿cuánto es exactamente una porción?

No tenemos todos la misma percepción en cuanto a cantidades. Lo que para algunos es mucho para otros es poco.

Tomemos el ejemplo de un almuerzo entre compañeros de trabajo. ¿El menú? Pastas y carne. Usted se sirve una cantidad generosa de pastas en su plato junto a un gran trozo de carne. Pero al mismo tiempo, quien está a su derecha tiene el apetito de un pajarito y acomoda en su plato un pequeño trozo de carne acompañado de una cucharada de pastas. ¿Resultado? Usted está comiendo dos veces más que su compañero de la derecha. Y si alguien les preguntara, “¿qué comieron al mediodía?” Ambos responderían: “una porción de carne y una porción de pastas”.

¿Qué podemos hacer? Existe un método simple para porcionar los alimentos de manera correcta y es a través de nuestras propias manos.

Pero, ¿sabes qué es lo más interesante de este método de medición? Que no sólo está destinado a aquellos que quieran hacer dietas para adelgazar, sino que también pueden ser utilizados por todos los que quieran comer de manera sana y equilibrada.

En resumen, tus manos te ayudarán a consumir el volumen de alimentos de manera equilibrada sin necesidad de privarte de lo que te gusta.

¿Cómo aplicar el régimen de las manos?

1) Hidratos de carbono: La cantidad de hidratos de carbono que debes ingerir es la equivalente a tu puño cerrado. Este volumen es el que no debe superar si quieres consumir pastas, pan, maíz, arroz, lentejas, cereales, papas, batatas. 2) Vegetales: Los vegetales son parte de cualquier dieta sana y equilibrada y también de cualquier dieta para adelgazar de modo que podemos consumir cantidades superiores a cualquier otro alimento.

Dentro de esta categoría se incluyen frutas y verduras.



  • 3) Jamón y queso: Esta es una combinación que a todos nos gusta, pero… Sabemos que suma mucho contenido graso y es importante controlar las cantidades. Para eso, corta el equivalente a dos dedos de tu mano (dedo índice y anular). Si quieres combinar las dos corta el equivalente a un dedo de cada uno.
  • 4) Manteca y Aceite: Si te gusta untar el pan con manteca ten en cuenta que no debes superar el equivalente a la punta de tu dedo índice (un tercio de dedo). Esto puedes consumirlo en el desayuno y la merienda y puedes reservar una cantidad similar de aceite para el almuerzo y la cena.
  • 5) Carnes: La carne es indispensable desde todo punto de vista. Contiene proteínas y brinda saciedad. El equivalente a consumir es el tamaño de la palma de tu mano, sin contar los dedos (esto incluye carne de res, pollo, pescado, cerdo, cordero, etcétera).
  • 6) Dulces: ¡Con un pulgar es suficiente! Ya sea el postre o un trozo de chocolate, la cantidad de dulce que puedes ingerir no debe superar el tamaño de tu dedo pulgar.
  • Esta cantidad es casi la misma que el equivalente a una cucharada. Esa es otra forma de medir las cantidades.
  • 7) Cinco comidas: No olvides tener en cuenta los cinco dedos de las manos. Esto te recuerda que debes realizar cinco comidas al día: desayuno, colación a media mañana, almuerzo, merienda y cena. Es importante tener esto en cuenta respetar los horarios para de esta manera mantener activo el metabolismo.


Otros consejos:


  • – Bebe entre 1 ½ litro y 2 litros de agua.
  • – Evita comer entre horas. En caso de que tengas un “ataque de hambre”, opta por una fruta, un yogur bajo en calorías o gelatina dietética.
  • – Nunca lleves una fuente con comida a la mesa. Sirve tu comida según el equivalente a la ración de las manos en un plato pequeño y luego llévalo a la mesa.
  • – Lee atentamente las etiquetas de los productos que compras. Controla los índices de grasas y de hidratos de carbono.
  • – Evita todo tipo de dispositivo electrónico mientras comes para no distraerte (televisión, notebook, tablet, teléfono móvil).
  • – Tómate tu tiempo para comer. Busca un lugar tranquilo con poco movimiento y poco ruido.
  • – Saborea la comida y mastica bien cada bocado.
  • – Realiza actividad física.

Si haz hecho de todo para bajar de peso y aún así no bajas, tu puño es el secreto


¿A cuánto equivale una porción? Evaluar la cantidad de alimentos que debemos ingerir a veces no es tan simple. En cada régimen alimentario o cada vez que evaluamos comer menos cantidad, se nos plantea si la porción que estamos eligiendo en la correcta, es por demás o es insuficiente.

Cinco porciones de fruta, tres porciones de cereales, dos porciones de productos lácteos… Las recomendaciones alimentarias tienen como objetivo ayudarnos a adoptar una alimentación óptima. Muy bien, pero ¿cuánto es exactamente una porción?

No tenemos todos la misma percepción en cuanto a cantidades. Lo que para algunos es mucho para otros es poco.

Tomemos el ejemplo de un almuerzo entre compañeros de trabajo. ¿El menú? Pastas y carne. Usted se sirve una cantidad generosa de pastas en su plato junto a un gran trozo de carne. Pero al mismo tiempo, quien está a su derecha tiene el apetito de un pajarito y acomoda en su plato un pequeño trozo de carne acompañado de una cucharada de pastas. ¿Resultado? Usted está comiendo dos veces más que su compañero de la derecha. Y si alguien les preguntara, “¿qué comieron al mediodía?” Ambos responderían: “una porción de carne y una porción de pastas”.

¿Qué podemos hacer? Existe un método simple para porcionar los alimentos de manera correcta y es a través de nuestras propias manos.

Pero, ¿sabes qué es lo más interesante de este método de medición? Que no sólo está destinado a aquellos que quieran hacer dietas para adelgazar, sino que también pueden ser utilizados por todos los que quieran comer de manera sana y equilibrada.

En resumen, tus manos te ayudarán a consumir el volumen de alimentos de manera equilibrada sin necesidad de privarte de lo que te gusta.

¿Cómo aplicar el régimen de las manos?

1) Hidratos de carbono: La cantidad de hidratos de carbono que debes ingerir es la equivalente a tu puño cerrado. Este volumen es el que no debe superar si quieres consumir pastas, pan, maíz, arroz, lentejas, cereales, papas, batatas. 2) Vegetales: Los vegetales son parte de cualquier dieta sana y equilibrada y también de cualquier dieta para adelgazar de modo que podemos consumir cantidades superiores a cualquier otro alimento.

Dentro de esta categoría se incluyen frutas y verduras.



  • 3) Jamón y queso: Esta es una combinación que a todos nos gusta, pero… Sabemos que suma mucho contenido graso y es importante controlar las cantidades. Para eso, corta el equivalente a dos dedos de tu mano (dedo índice y anular). Si quieres combinar las dos corta el equivalente a un dedo de cada uno.
  • 4) Manteca y Aceite: Si te gusta untar el pan con manteca ten en cuenta que no debes superar el equivalente a la punta de tu dedo índice (un tercio de dedo). Esto puedes consumirlo en el desayuno y la merienda y puedes reservar una cantidad similar de aceite para el almuerzo y la cena.
  • 5) Carnes: La carne es indispensable desde todo punto de vista. Contiene proteínas y brinda saciedad. El equivalente a consumir es el tamaño de la palma de tu mano, sin contar los dedos (esto incluye carne de res, pollo, pescado, cerdo, cordero, etcétera).
  • 6) Dulces: ¡Con un pulgar es suficiente! Ya sea el postre o un trozo de chocolate, la cantidad de dulce que puedes ingerir no debe superar el tamaño de tu dedo pulgar.
  • Esta cantidad es casi la misma que el equivalente a una cucharada. Esa es otra forma de medir las cantidades.
  • 7) Cinco comidas: No olvides tener en cuenta los cinco dedos de las manos. Esto te recuerda que debes realizar cinco comidas al día: desayuno, colación a media mañana, almuerzo, merienda y cena. Es importante tener esto en cuenta respetar los horarios para de esta manera mantener activo el metabolismo.


Otros consejos:


  • – Bebe entre 1 ½ litro y 2 litros de agua.
  • – Evita comer entre horas. En caso de que tengas un “ataque de hambre”, opta por una fruta, un yogur bajo en calorías o gelatina dietética.
  • – Nunca lleves una fuente con comida a la mesa. Sirve tu comida según el equivalente a la ración de las manos en un plato pequeño y luego llévalo a la mesa.
  • – Lee atentamente las etiquetas de los productos que compras. Controla los índices de grasas y de hidratos de carbono.
  • – Evita todo tipo de dispositivo electrónico mientras comes para no distraerte (televisión, notebook, tablet, teléfono móvil).
  • – Tómate tu tiempo para comer. Busca un lugar tranquilo con poco movimiento y poco ruido.
  • – Saborea la comida y mastica bien cada bocado.
  • – Realiza actividad física.

No hay comentarios: